Transportista dice hay una “mafia” en venta de GLP con la “complicidad” de ProConsumidor

Muere ahogado ciudadano italiano en La Romana
septiembre 28, 2020
Gobierno no podrá costear FASE luego de diciembre; busca otras soluciones para subsidiar a los empleados
septiembre 28, 2020
Mostrar todo

Charlemos- Rd. SANTO DOMINGO, El secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores del Transporte Social Cristianos (Fenattransc), Mario Díaz, denunció este lunes que desde inicios del pasado Gobierno, existe una “mafia” en la comercialización del gas licuado de petróleo (GLP), que en contubernio con personal e inspectores del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor), “estafa a la población”, al despacharle una cantidad diferente del GLP que compran las amas de casas y los choferes que usan ese combustible.

na nota de prensa, Díaz demandó la realización de una “investigación pormenorizada”, para poner fin y sancionar enérgicamente “esta práctica delictiva”, que se desarrolla ante la vista de las autoridades de Pro-Consumidor, ya que, según él, los propietarios de esas envasadoras de GLP son, en su mayoría, exmilitares y exfuncionarios de la anterior administración.


Asimismo, afirmó que la referida “mafia” está fuera del control de ProConsumidor, la institución que fue creada para velar por los derechos de los consumidores en estas situaciones, debido a la ineficiencia de ese organismo para la aplicación de la Ley 39-29, así como de la resolución 01-2010, disposiciones que obligan a las envasadoras a vender ese combustible pesado por libras y no por galones como se hace en la actualidad.

Díaz agregó que, mediante la venta de ese carburante, las amas de casas y la población en general están siendo “estafadas de manera inmisericorde”, en razón de que cuando un consumidor compra diez galones de GLP en una envasadora de gas, solo recibe 39 libras de ese carburante, cuando debería recibir 43.80 libras. Explicó que por cada diez galones de GLP que se paga, más de 130 pesos son sustraídos de manera irregular del bolsillo de los consumidores.


Señaló que el Ministerio de Industria y Comercio y Mipymes resoluta semanalmente que una tonelada métrica del GLP equivale a 2.204.62 libras, lo que es igual a 503.33 galones de gas, por lo que  cada galón de GLP debe pesar 4.38 libras; y si el gas cuesta 113.80 pesos el galón y un galón tiene 4.38 libras, entonces cada libra tiene que ser vendida a 25.98 pesos al público.

“En la actualidad se ha comprobado que en cada galón de gas las envasadoras se están quedando con media libra de gas, o sea, el equivalente en dinero a cerca de 13 pesos por cada galón, por lo que esa situación constituye una verdadera estafa, permitida por las autoridades de Pro-Consumidor, en perjuicio de amas de casas, restaurantes y propietarios de vehículos que compran ese combustible”, manifestó.


“Si los camiones de distribución del GLP son sometidos a revisión de su peso antes y después de ser abastecidos, y la ley obliga a que este combustible sea vendido por libras, entonces no se justifica que en el mercado se haya permitido que el GLP sea vendido por galones, exclamó.

Por último, aseguró que “alarma el nivel de expansión adquirido en el país por esta ‘mafia’, que opera en la mayoría de las envasadoras del GLP en todo el territorio nacional, sin control ni sanciones por parte de ProConsumidor.-