Menor le quita la vida a hombre con un chagón en Hato Mayor
mayo 26, 2021
PLD expresa preocupación por manejo que ha dado el Gobierno a lo ocurrido en Aeropuerto Las Américas
mayo 26, 2021
Mostrar todo

RD.- El doctor Bautista Ro­jas Gómez exministro de Salud Pú­blica,  propuso ayer al Gabinete de Salud del Go­bierno establecer durante el fin de semana un cordón epidemiológico en el Gran Santo Domingo con motivo del Día de las Madres ante la alta circulación del virus del Covid-19 y evitar que el rebrote de la tercera ola se extienda a todo el país.

Su sugerencia consiste en que desde el próximo vier­nes se establezca la prohibi­ción de la salida del Gran Santo Domingo de las per­sonas hacia el interior del país, como ocurre tradicio­nalmente con motivo de las festividades del Día de las Madres que se celebra este domingo, para evitar que personas asintomáti­cas viajen y propaguen el virus a diferentes familias y comunidades del inte­rior.

Lo propio, explicó el ex ministro de Salud Pública, debe hacerse en provincias como San Cristóbal y Ba­rahona donde hay una al­ta incidencia del virus del Covid-19, porque de lo con­trario el país podría enfren­tar una tercera ola del virus a nivel nacional y como ocu­rre ahora en el Gran Santo Domingo.

El doctor Rojas Gómez re­cuerda que es bien conocido que son los grandes conglo­merados los que conllevan a la mayo propagación del vi­rus y que eso es lo que se ve en el Gran Santo Domingo donde hay una mayor mo­vilidad por la actividad eco­nómica.


“Ante la situación que se está viviendo, donde los centros están todos repletos de pacientes con Covid-19, lo correcto ahora mismo, y así hice un llamado al Gabi­nete de Salud es que a partir del próximo viernes se cierre la salida al interior del país del Gran Santo Domingo a celebrar el Día de las Ma­dres porque eso va implicar que miles de personas asin­tomáticos vayan a infectar a otros”, señaló el senador de la provincia Hermanas Mi­rabal.

Dijo que si el fin de sema­na salen 500,000 personas al interior, eso hará que por lo menos unas 30,000 pue­den tener el virus sin sínto­mas y llevarlo a otras comu­nidades de baja incidencia.