Banco Central anuncia que remesas crecen 29.3% en julio
agosto 10, 2020
GERALDINO GÓNZALEZ: LA EXPERIENCIA DE SER PERIODISTA DE OPINIÓN
agosto 10, 2020
Mostrar todo

En República Dominicana donde la ignorancia es más grande que la realidad y los que tienen el conocimiento aplastan con mentiras aquellos inocentes que carecen de él para que lo agasajen como santo y más allá hagan ruido de lo que tiene que estar sepultado.


El sueldo 13 o regalía pascual como esta establecido en el capítulo siete del código del trabajo que en su artículo 219 establece que todo empleador está obligado a pagar al trabajador, en el mes de diciembre, el salario de navidad, que consistente en la duodécima parte del salario ordinario devengado por el trabajador en el año calendario, sin perjuicio de los usos y prácticas de la empresa, lo pactado en el convenio colectivo o el derecho del empleador de otorgar por concepto de éste una suma mayor.
Lo más sorprendente es que aquello que establece la ley es vociferado y restregado a los empleados de las instituciones del gobierno como si fuera un regalo de quien la dirige y no el simple cumplimiento de la ley.


Pero vaya perla como digiera un colega, la pena más grande es que en una profesión con tantos imitadores que hacen daño al ejercicio del periodismo quieren hacer noticias de  cosas absurdas como que los cabildos pagaron la regalía a los empleados y más allá  victimizan los alcaldes  al decir que no tuvieron que tomar prestado como si eso fuera competencia del empleado.


“Alabare, alabare, alabare, alabare” pero  solo aquel merecedor de alabanzas. Pararse delante de los empleados y restregarle lo temprano que se les está entregando el salario también es otra costumbre. Pero pobre de mis humildes dominicanos trabajadores carecedores  del conocimiento no es porque ellos quieren es que la ley los obliga hacerlo así, como lo establece el artículo 220 cuando expresa  que el salario de navidad tiene que ser entregado más tardar el 20 de diciembre

¡¡Dizque comunitarios!!! Abusadores del sudor del hombre dominicano, aplaudidos por alcahuetes, basuras ambulantes vestidas de santos, los retretes los desecharan,  el diablo será quien aplauda sus discursos y en el lago de fuego jugaran con ustedes como lo han hecho con tantas familias humildes de nuestro país.