ROBERTO FULCAR DICE TIENE COMO NORTE REALIZAR CAMBIOS PROFUNDOS EN EL SISTEMA EDUCATIVO DOMINICANO

Explosión de una gasolinera en Rusia deja al menos 13 heridos
agosto 10, 2020
TRUMP COMENTA SOBRE SU SUPUESTO DESEO DE AGREGAR SU ROSTRO AL FAMOSO MONTE RUSHMORE
agosto 10, 2020
Mostrar todo

El designado ministro de Educación dijo que su equipo está construyendo una solución histórica y trascendental para la educación

A solo días de asumir la dirección de una de las carteras más importantes del país, el designado ministro de Educación, Roberto Fulcar, tiene como norte realizar cambios profundos en el sistema educativo dominicano, por lo que desde ya está gestando lo que llamó un “nuevo contrato social por la educación dominicana”.

“Todas las instituciones vinculadas a la educación han sido escuchadas por nosotros, tenemos sus ideas, sus propuestas”, expuso Fulcar, al tiempo de destacar que estos cambios se lograrán con el acompañamiento de toda la sociedad dominicana.

El educador indicó que el modelo educativo actual no funciona, y que debe adaptarse a los nuevos tiempos, ayudando a los estudiantes a desarrollar las herramientas que le permitan buscar el conocimiento por ellos mismos y aprender.

Para ello, el próximo ministro de Educación propone un uso masivo de las tecnologías de la información, aplicadas a los procesos educacionales, con el uso de recursos audiovisuales que hagan el proceso educativo más agradable y lúdico para los estudiantes.

Recibe cada martes las noticias más relevantes del medio ambiente.

“Estamos en una situación de acorralamiento por el coronavirus, lo que tenemos que tener es la valentía y la determinación como nación, porque este de la educación es un tema nación… tenemos que tener el coraje, y a la vez la prudencia y la inteligencia para aprovechar esta crisis y dar un salto hacia adelante” afirmó Fulcar.

Roberto Fulcar indicó que, como parte de las soluciones para cambiar el modelo educativo del país, se realizará una adecuación curricular, para lo cual ya ha realizado reuniones con varios organismos internacionales.

“Nosotros tenemos que hacer una adecuación curricular, que es una simplificación del currículo para dedicar el esfuerzo, los recursos y el tiempo en aquellas competencias y contenidos que van a impactar la vida del estudiante y que le van a servir de base para sus estudios futuros”, explicó.

En ese sentido, lo que propone el nuevo titular de Educación es transformar los liceos tradicionales en institutos politécnicos, donde los estudiantes puedan egresar con un oficio. “Pero además les anuncio que nosotros vamos a llenar la educación de valores”, continuó Fulcar.

Explicó que su gestión se enfocará en formar ciudadanos: “nosotros pensamos que una persona que se gradúe de bachiller debe haber sembrado un árbol, que además de saber de matemáticas y ciencias naturales debe tener educación vial…nosotros pensamos que una persona que se gradúe de bachiller debe tener herramientas de resolución pacífica de conflictos y de no violencia”.

Fulcar afirmó que en su gestión se aportará contenido ciudadano a la tanda extendida, con el fin de garantizar un perfil del graduado de bachiller “que sea un ciudadano”. Añadió que la escuela tiene el compromiso de aportar a la solución de los problemas que presenta la sociedad dominicana, como lo son la delincuencia, la violencia y la criminalidad.

“La escuela tiene que ayudar a la nación a recuperarse de la quiebra ética y moral que vivimos. Ese es el modelo educativo que nosotros proponemos”, aseguró el educador.

El próximo ministro de Educación reconoció que le tocará asumir su gestión en un contexto difícil y en momentos en que llamar a la comunidad educativa a asistir a las aulas representa un riesgo para salud y la vida de las personas.

“Alrededor de la educación se mueve más de la mitad de la sociedad dominicana todos los días, y una medida imprudente en ese sentido, podría tener un costo muy elevado para el pueblo dominicano”, reflexionó.

Fulcar explicó que exponer a los miembros de la comunidad educativa a asistir y a moverse en un espacio reducido en los planteles escolares es muy difícil, sin embargo, detener los procesos de enseñanza sería una cobardía.

“El otro extremo es la cobardía de decir no, vámonos a sentar, no corramos riesgo, esperemos que un día pase la pandemia y entonces hablaremos”, añadió.

Fulcar dio estas declaraciones al asistir como invitado en el programa  Diálogo Libre