Procuraduría rescata tres cocodrilos en cautiverio en propiedad del expelotero José Rijo

Emma Polanco asegura Asociación de Empleados UASD aceptó incremento salarial del 5%
febrero 18, 2021
Asodemu presenta contrapropuesta ante oferta de aumento salarial de un 5%
febrero 18, 2021
Mostrar todo

La Procuraduría Especializada de Medio Ambiente allanó este jueves una propiedad del expelotero José Rijo, donde rescató a tres cocodrilos que retenía de manera irregular y en condiciones deplorables. Un cuarto cocodrilo falleció.


El Ministerio Público abrió una investigación de la que pueden derivar sanciones contra Rijo, informó el procurador general de Medio Ambiente de San Cristóbal, Rigoberto Santana del Rosario, quien encabezó el operativo junto a autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Parque Zoológico Nacional.

La vivienda allanada está ubicada en la calle Los Peloteros, en la Urbanización El Rosal, en Madre Vieja Sur, de este municipio.
“Se trata de cuatro cocodrilos que hemos encontrado en un área en que no pueden estar, en violación a la Ley 64-00. Las condiciones en que se encontraban ha provocado que uno de estos animales muriera, es lamentable pero lo que estamos tratando es que estos que han sobrevivido puedan estar en mejores condiciones, en un lugar donde reciban la protección y las atenciones adecuadas”, dijo Santana del Rosario.

La nota dice que los tres sobrevivientes permanecían en torno a una pequeña pileta, con escasos litros de agua, lo que amenazaba su salud y su vida.


Las autoridades los trasladarán al Parque Zoológico Nacional, donde serán sometidos a los análisis y cuidados veterinarios correspondientes, para su posterior integración a un hábitat adecuado.


El cocodrilo es una especie cuya preservación está amenazada y que, por tanto, no está permitida la tenencia al menos que sea en zoológicos y espacios similares, explicó en el lugar el biólogo Nelson García Mercado, del Ministerio de Medio Ambiente.

“Los animales están en unas condiciones terribles de salubridad. Les tiran la comida con todo y bolsas plásticas”, detalló el profesional.


Un comunicado de prensa de la Procuraduría General de la República indica que el expelotero de Grandes Ligas tenía los animales en cautiverio sin los debidos permisos ambientales, en violación a la Ley General de Medio Ambiente y los Recursos Naturales (64-00), en los artículos 136, 137, 174, 175.1 y 175.3.


Detalla que el operativo contó con la autorización de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de esta jurisdicción, a través de la jueza Katerine Rubio Matos y que siguen las investigaciones.