Haitianos trabajan aceleradamente para desviar el río Masacre
mayo 17, 2021
José LaLuz afirma ‘para la mujer llegar a ser Miss Universo, tiene que prostituirse’
mayo 17, 2021
Mostrar todo

RD.- La incidencia de una nube de polvo del Sahara es el pronóstico que se tiene este lunes para la región del Caribe, pudiendo sentirse sus efectos durante siete días consecutivos en República Dominicana.


Así lo informó ayer el analista meteorológico, Jean Suriel, quien precisó que tras su llegada se mantendrá un ambiente caluroso en el país, donde el aspecto del cielo se tornará grisáceo.

“Con la llegada del polvo del Sahara, la sensación térmica continuará más calurosa desde el lunes, las lluvias estarán limitadas”, indicó Suriel.


Esa misma condición fue confirmada por la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), al detallar que el polvo sahariano estará contribuyendo a temperaturas calurosas y a la incidencia de menor cantidad de lluvia en distintas regiones de la nación.


De su lado, Jean Suriel explicó que la nubosidad que llegará “no será muy densa”, según el modelo de pronóstico europeo.
Manifestó, además, que según el modelo griego, la incidencia de esta nube podría extenderse hasta el domingo 23 de mayo.

El analista advirtió que las ocurrencias de alergias respiratorias podrían incrementarse en gran parte del país.


Ante la incidencia del polvo sahariano, el ministerio de Salud Pública ha informado a la población, en determinadas ocasiones, las precauciones a tomar en cuenta ante su presencia.


El uso de la mascarilla es una de las principales recomendaciones que brindan los expertos. En tiempos de pandemia, por la COVID-19, su uso es obligatorio en espacios públicos.


Sin embargo, el uso de este utensilio es totalmente necesario para las personas que sufren de alergias respiratorias, hasta en los lugares donde no haya personas, pues el polvo se encuentra suspendido en el aire.


La incidente de alergias, sean respiratorias u oculares, ocurre por la presencia de bacterias, virus, esporas, pesticidas, hongos y ácaros que el polvo arrastra a su paso, desde del desierto del Sahara, en África.

Uso de ropa ligera en casa o al salir a algún lugar. Lavarse el rostro, con agua potable o purificada, cuando se tenga la sensación de picor
Beber mucha agua
Limpiar las superficies con un paño húmedo o rociar agua antes de barrer para que el polvo no vuelva a dispersarse de nuevo
Consumir alimentos bajos en grasa, sal y azúcares
Cubrir las fuentes de agua, como los recipientes o tanques, para evitar su contaminación