Se descubre supuesto fraude millonario en Promipyme de Monte Plata; daban préstamos a personas fallecidas
junio 14, 2021
Abinader pide a Haití detener construcción de canal en río Masacre
junio 14, 2021
Mostrar todo

RD.- Una historia traída de los cabellos se conoció recientemente en la India : una mujer desapareció durante 11 años de su casa. Sus familiares no tenían pistas sobre su rastro y ella había permanecido todo ese tiempo viviendo con su pareja a solo 500 metros de la vivienda de sus papás.


Así lo detalló el medio The Indian Express , que contó además la suerte de la mujer, cuyo nombre es Sajitha. Todo comenzó una noche de febrero de 2010, cuando Sajitha se fue de casa. Alarmados por su ausencia, sus allegados alertaron a la Policía, que la buscó en diferentes lugares

Todo se complicó, según el medio local, porque la mujer no tenía teléfono móvil. Sajitha, según dijeron familiares de Rahman, su pareja, a las autoridades, estuvo encerrada en una habitación en la casa del hombre, que hoy tiene 34 años.


El se dedica a pintar casas y su familia trabaja, por lo que la mujer permanecía sola y “estuvo viendo televisión con auriculares” durante los 11 años que permaneció escondida.


La comida se la llevaba Rahman, simulando encerrarse en su habitación para alimentarse, y cuando alguien intentaba ingresar se molestaba tanto que llegaron a creer que tenía problemas mentales y que podría ser agresivo

Todos esos detalles los dio a la comisaría local Basheer, el hermano de Rahman, luego de que este desapareciera hace unos 3 meses.


“A veces se comportaba como una persona mentalmente trastornada, se volvía violento si alguien intentaba entrar en su habitación. Incluso llevaba su comida para comer… Durante el día, como todos estaban en el trabajo, Rahman y Sajitha tenían la casa para ellos solos”, relató el joven.

Pues fue la desaparición temporal de Rahman la que ayudó a develar la historia, porque se supo que él se marchó de Palakadd, la ciudad India donde vivían, luego de que Sajitha lo hiciera.


Ahora viven juntos en otra ciudad, donde no temen represalias sobre su situación amorosa, pues ambos pertenecen a dos religiones diferentes, lo que no es bien visto en sus costumbres.