Un sobrino de Pablo Escobar encontró 18 millones de dólares en un escondite del capo
septiembre 25, 2020
Los cañeros le expondrán sus problemáticas al presidente Abinader mañana en San Pedro
septiembre 25, 2020
Mostrar todo

CharlemosRd- NY. Miles de dominicanos y sus familias serán afectados por la medida del presidente Donald Trump de anular los fondos federales a programas comunitarios de comida gratis que se entrega en iglesias, escuelas, centros de envejecientes y organizaciones de la comunidad, en las que desde que comenzó la pandemia, acuden diariamente cientos de criollo en busca de los alimentos.

El corte de los fondos se inició en los condados de El Bronx y Queens, dijo el martes el Departamento de Agricultura de Estados Unidos que provee la comida y los cupones de alimentos del excedente de las importaciones y exportaciones agropecuarias.


Activistas comunitarios y líderes políticos acusan a Trump de comenzar a ejecutar su venganza contra Nueva York, después de poner a la metrópolis en la lista de “jurisdicciones anárquicas”, lo que también va a impactar otros programas como son los seguros de salud Medicare y Medicaid y atención primaria en clínicas de las comunidades más pobres.

Entre otras de las muchas organizaciones afectadas está “La Jornada” en Queens, donde desde marzo en el pico de la pandemia, han sido asistidos millares de residentes necesitados a los que se les entregado.


Entidades de mayor cobertura como el Banco de Comida, iglesias como Broadway Temple y la Pentecostal Internacional dirigida por el reverendo dominicano Bernardo Fabré, podrían también verse forzadas a continuar la entrega de comidas.


Caridades Católicas, dependencia de la arquidiócesis de Nueva York, que distribuye y suple de millones de toneladas de comida a otras instituciones, estaría incluida entre las organizaciones afectadas.

La semana pasada, Trump anunció que su Gobierno iba a castigar drásticamente a Nueva York, acusando a sus autoridades de no tener control sobre la violencia armada, la delincuencia, el narcotráfico, las protestas anárquicas, los saqueos y el caos, cortándole los fondos federales para programas como los citados.

Pero como de costumbre, es probable que la medida del presidente calificada de racista por el gobernador Andrew Cuomo y el alcalde Bill de Blasio, sea enfrentada en tribunales federales.


El activista Pedro Rodríguez, que dirige “La Jornada” dijo que la organización ha entregado más de 120 mil raciones de comida a los necesitados y que si es necesario, saldrán a las calles a pedir los alimentos porque no es posible ver a los niños llorando y suplicando por comida.


Añadió que el Gobierno federal tiene reservas de comida para alimentar diez veces al mundo, pero está jugando con el hambre de los niños de las comunidades más pobres de Nueva York.


“La Jornada” organizó una protesta en las inmediaciones de su local en Queens exigiendo la reposición del programa.


El Departamento de Agricultura en Washington DC,  anunció que la anulación comenzó en los condados de  Queens y El Bronx, dos de las áreas más afectados y con mayor cantidad de muertos por la pandemia. Los inmigrantes residentes en suburbios empobrecidos de Queens pidieron a la congresista puertorriqueña Alexandría Ocasio Cortez, que se pronuncie y se  mueva para impedir que la medida se mantenga activa.

Hasta el cierre de esta nota, los oficiales electos y representantes legislativos dominicanos no se habían pronunciado en relación a la medida de Trump.

Tampoco lo han hecho el presidente del condado de El Bronx, Rubén Díaz (hijo), su padre, el concejal y reverendo Rubén Díaz ni los concejales y asambleístas dominicanos en diferentes distritos.