Guido no se irá del PRM y será contendiente de Abinader para la candidatura presidencial
mayo 3, 2022
Ordenan a policías para depurar a personas en dos horas en tiempo mínimo de dos horas
mayo 4, 2022
Mostrar todo

RD.- A pesar de que el expediente sobre el supuesto abuso del artista urbano Aderly Ramírez a una menor de edad es de conocimiento público, durante una entrevista, la madre de la adolescente aseguró que desconoce datos que son primordiales para llevar a cabo esta investigación e indicó que algunas de las informaciones que circulan en las redes son totalmente falsas.

La mujer identificada como Maribel Mendoza sostuvo que, a pesar de haber pedido a la fiscal el documento donde constan todas las pesquisas que hicieron en torno al caso, nunca le fue entregado y expresó que tampoco tiene constancia de que su abogado lo haya recibido.

Mendoza, al ser cuestionada sobre la razón por la que desestimó la denuncia contra Rochy RD, respondió que en estos momentos “no sabe que pensar sobre el caso”, aunque alegó que mantiene su palabra porque tiene un video con las declaraciones de su hija.

Desmintió que la menor no viviera con ella y sus hermanas. Además, negó que fuera una vecina la que contara sobre la supuesta relación que tuvo la chica con el intérprete de “Opa Opa”.

Relata que la joven no amaneció en su casa y que debido a esto la interrogó para conocer detalles: “¿Mami tú en verdad quieres saber lo que pasó?”, dijo al ser cuestionada, a lo que su madre respondió “Claro mi hija yo soy tu mamá”. Según Maribel la menor le contó con detalles donde había estado, que había hecho y con quien.

La mujer dijo sentirse indignada ya que fue a poner una denuncia para investigar la supuesta violación contra su hija y al final terminó encarcelada durante cuatro días por “abuso de menores”.

La madre afirmó que nunca agredió a la adolescente y que no fue el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani) quien le quitó a su hija, sino que fue ella quien le pidió “de favor” a la fiscal que le buscara un lugar porque la menor estaba “descontrolada y le tenía los horarios cogidos”.

“Le pedí que interrogaran a mis otras hijas porque si agredo a una a las otras dos también debo agredirlas”.

Además, sustentó que su hija en esos días fue que empezó a fumar cigarrillos.

Con relación al pedimento de enviar a Rochy a la cárcel de Azua y los RD$10 millones para resarcir daños, Mendoza expresó que desconocía estos datos y que nunca ha pedido ni recibido dinero a la parte demandada.