Beber café, un placer cada vez más costoso en América Latina
abril 26, 2022
Vicepresidenta califica como «inaceptable» protestas en el Cibao
abril 26, 2022
Mostrar todo

Una mamá de Pico Rivera, California, se vio obligada a tomar medidas drásticas en una escena digna de una película de terror, apuñaló a sus mascotas, ante el violento ataque de sus dos perros pit bull a su hija de un año.

Según reportó el canal NBC LA, Ruby Cervantes fue atacada por un perro de tres años, antes de que el segundo pitt bull llegara y también se lanzara sobre la niña. Toda la familia acudió al rescate de la chiquitina de inmediato.

“Entré en la cocina y me encontré a dos de mis hijas y mi hijo sobre el suelo tratando de sacarle los perros de encima”, reveló Margaret Morales, la abuela de la pequeña, a ABC 7. “Por fin mi hija se levantó y ahí fue que vi a mi nieta.

El perro mordía con fuerza su pierna izquierda. Yo metí mis manos entre sus mandíbulas, las abrí y entonces soltó a la niña”, reveló entre lágrimas. La abuela de la víctima no salió ilesa: “me mordió en la mano, la tengo destrozada”.

La mamá de la pequeña, quien sufrió mordeduras en su cara durante el ataque canino, agarró un cuchillo y apuñaló a las bestias, llegando a causar la muerte de uno de los perros. “Tuve que hacerlo”, se lamentó. “Era él o mi hija y elegí a mi hija”.

La pequeña fue atendida en Los Angeles County USC Medical Center, donde recibió varias cirugías. Una de sus tías también fue herida durante el sangriento episodio.