Dianabel Gómez: ‘Prefiero la cárcel que estar con él’. No hay forma!!
noviembre 3, 2020
Encuentran ‘conuco’ de marihuana en techo de un colmado en la capital
noviembre 3, 2020
Mostrar todo

SANTO DOMINGO. – La probabilidad de aplicar incrementos en los salarios de los militares para el 2021, como prometió el presidente Luis Abinader, se alejaría, luego de que las Fuerzas Armadas vean una disminución en sus gastos en defensa nacional en más de dos mil millones de pesos para el año próximo.

De RD $33. 221. 611 que presenta actualmente el gasto público en las entidades militares, se pasará a 31,000 millones en 2021. Esto, de acuerdo a una publicación del periódico Acento, da por descontado, a partir del anteproyecto de presupuesto nacional, que no se contemple un reajuste salarial para los militares, tanto los activos como los retirados.


El mandatario prometió llevar el salario base mínimo de los militares a 500 dólares, que es aproximadamente unos 29,000 pesos mensuales. De acuerdo a la citada publicación, no sería posible cumplir con esta promesa.

El referido medio resaltó que en 2017 las Fuerzas Armadas incrementaron los salarios de los guardias de un 10% a un 45 desde cabo hasta general y de 76% a 122% a todos los rasos de las instituciones militares.


Agrega que, a fin de cubrir dichos gastos, el Ejecutivo aumentó el consumo militar de 23,500 millones de pesos en ese año a RD $29, 900 millones en 2018. Los recursos fueron empleados para el pago de nóminas por el incremento que se aplicó.

La publicación indica que, para generarse el reajuste en los salarios de las Fuerzas Armadas para el año próximo, se requiere que el mandatario autorice una partida que sea adicional y parecida al incremento que se llevó a cabo en 2018.

En caso contrario, los militares deberán esperar otro año más.


Recordó que el teniente general Carlos Luciano Díaz Morfa, ministro de Defensa, ha comenzado la depuración de las nóminas de las entidades militares, “donde proyecta cancelar a más de 7 mil militares, asimilados y contratados, que no tienen una labor defina o que cobran sin trabajar”.