Luis Abinader al PLD: «Lo mejor que pueden hacer es guardar silencio mientras el pueblo habla»

Abinader coje presión y revoca los impuestos que había anunciado el gobierno
octubre 8, 2020
Presidente de la Cámara de Cuentas renunciará a su cargo tras discurso de Luis Abinader
octubre 8, 2020
Mostrar todo

Santo Domingo.-En su alocución de esta noche, el presidente Luis Abinader instruyó a los miembros del pasado gobierno del Partido de La Liberación Dominicana (PLD), guardar silencio mientras el pueblo habla.


El mandatario se expresó en estos términos al referirse a que el pueblo dominicano no ha olvidado que los ilícitos de los Gobiernos del PLD cubren casi la lista completa de todos los tipos penales.


«Lo mejor que pueden hacer es guardar silencio mientras el pueblo habla; porque la diferencia es que este Gobierno es honrado, ético, transparente y, sobre todo, escucha. Este Presidente escucha; porque nosotros como humanos podemos cometer errores, pero siempre rectificaremos. Lo que aseguro es que no voy a tolerar ningún acto de corrupción en mi Gobierno», subrayó.

En ese mismo tenor, dijo que por escuchar a la ciudadanía y por interés de la Nación fue que nombraron un Ministerio Público independiente que tiene total libertad para investigar y someter a la justicia cualquier expediente que involucre casos de corrupción perpetrados contra el patrimonio público.


Abinader, añadió que se hará justicia, pero reconociendo que la justicia penal tiene un ritmo propio que no puede ser alterado por ninguna influencia externa.


Cambien dijo que «por escuchar a la ciudadanía he instruido a la consultoría jurídica del Poder Ejecutivo una revisión exhaustiva para efectos de suspensión, de todos los contratos que mantiene el Gobierno dominicano con la constructora brasileña Odebrecht».

Asimismo, explicó que por escuchar a la ciudadanía está instruyendo también a la consultoría jurídica a contratar de manera inmediata a abogados idóneos para que representen los intereses del Estado en las acciones tendentes a recuperar el patrimonio sustraído y exigir las indemnizaciones por los daños causados.