Juramentan a Ulises Rodríguez como director general de Proindustria
agosto 18, 2020
La OPS propone cerrar la Capital una semana o más
agosto 18, 2020
Mostrar todo

En Telemundo «se han pasado momentos difíciles» por la pandemia del coronavirus y los inesperados despidos de un importante número de empleados, entre los que se destacaron las periodistas María Celeste Arrarás y Rashel Diaz, reveló en entrevista con Efe el conductor Jorge Bernal.

Acompañado de su esposa, la estilista Karla Birbragher, Bernal confesó que se entiende que las medidas que se tomaron en la empresa son parte «de algo que está sucediendo en todas partes», a consecuencia de la crisis económica desatada por la pandemia de la COVID-19, pero aun así es «duro».

«Me siento raro, obviamente triste. Hablando en particular de María Celeste, le mandamos unas flores y me llamó diciéndome que la había hecho llorar por lo que le escribí en la tarjeta», relató Bernal, quien explicó que fue Arrarás quien le dio su primera oportunidad dentro de Telemundo.

«María Celeste es una mujer que no conocía y de un día para otro, un sábado, estaba lavando mi carro un sábado y me llamó y me dijo quiero que vengas y te reúnas conmigo y con la productora ejecutiva a ver si te incorporas en el programa y así comenzó mi historia con ella y con ‘Al Rojo Vivo’. Ella me enseñó, me regañó. Estuvo a mi lado en todo momento. Nunca me soltó», rememoró emocionado el presentador cubano estadounidense.

Incluso, recordó que cuando le ofrecieron conducir «Suelta la sopa», el programa de noticias del espectáculo de las tardes en Telemundo, «ella me dijo estás listo, felicidades».

Bernal reveló que la “situación es complicada” en la cadena de televisión en español de Estados Unidos por muchísimas razones.

Arrarás y Díaz son las personalidades más conocidas de la ola de despidos que sufrió la cadena la primera semana de agosto, pero que afectó a casi 5.000 personas en todas las propiedades televisivas de la empresa matriz NBC Universal, que reveló pérdidas de un 25% en el segundo trimestre del año como consecuencia de la pandemia.

Poco antes, la venezolana Carolina «Veneno» Sandoval fue despedida de su rol de comentarista en «Suelta la sopa», lo que desató un escándalo en las redes sociales.

«Estamos todos conviviendo con la situación. Al principio las cosas fueron complicadas», expresó al hablar de la crisis que esto generó en el programa.

«Pero uno qué va a hacer. ¿Tirarse en una esquina a llorar? ¡No! Se toma su momento de duelo, meditación, lo que ayude. Tomar el tiempo necesario para sentirse mejor y después: levántate a comerte el mundo. A reconocer lo que vivimos, recordarlo, saber que todo pasa», indicó el artista, quien también es conductor de La Voz US y suele hacer suplencias en el matutino «Un nuevo día».

Aunque no es la primera vez que se ha debido despedir de compañeros de trabajo, Bernal reconoce que la pandemia lo ha hecho más duro.

«Es muy diferente. A María Celeste no la he visto en persona. A Rashel desde comienzo de año. Llego a Telemundo 15 minutos antes de «Suelta la sopa», después del programa grabo alguna promoción de ser necesario. Me monto en el auto y llego a casa. No estoy deambulando por los pasillos. No ha habido tiempo de dar abrazos, de verse en tranquilidad con los que se fueron y los que quedamos», admitió.

Al igual que Bernal, su esposa, la experta en moda Karla Birbragher no solo ha vivido el duelo en Telemundo sino que su negocio de asesoría de vestuario de artistas ha sido directamente impactado por la pandemia del coronavirus.

La suspensión de conciertos y alfombras rojas ha reducido sus ingresos.

«Afortunadamente están las compras por internet, que me han permitido ayudar a mis clientes. Les mando la ropa que tienen que usar», manifestó.

Los Bernal fueron escogidos por Amazon para ser los portavoces de su campaña en español de «regreso a clases», un proyecto que forma parte de la iniciativa de la empresa para el mercado hispano en Estados Unidos.

«Nuestra relación con la empresa es casi personal, pues no solo me ha permitido seguir trabajando con mis clientes, sino que nos ha ayudado a organizarnos con las actividades escolares de nuestros hijos, Lucas y Kylie», aseguró Birbragher, quien reveló que han sufrido la misma «revolución que otras familias» al adaptarse a la educación a través de internet.

«Estamos como todos, lidiando con el trabajo, con el regreso a clases, con no poder ver a nuestras familias», subrayó Bernal, quien se declaró «agradecido» de todas las herramientas que les han permitido mantener una sensación de «normalidad» profesional y personal.