Hombre abandonó a su esposa e hijos y se fue con ucraniana que habían refugiado

Tokischa se coloca como la favorita en doble nominación de premios Tu Música Urbano 2022
mayo 24, 2022
Ministerio Público solicita suspensión contra fiscalizador y procurador
mayo 24, 2022
Mostrar todo

Miles son los ucranianos que han abandonado el país producto de la guerra, en busca de un lugar más tranquilo para sus vidas.

Ese fue el caso de Soffia Karkadym, de 22 años, que huyó desde Lviv al inicio del conflicto bélico. Para su suerte, fue acogida por una pareja en Bradford, Inglaterra.

Tony Garnett, de 29 años, y su esposa Lorna, de 28, quienes vivían junto a sus dos hijos en la ciudad inglesa, nunca pensaron que la llegada de la ucraniana daría un giro a sus vidas.

De acuerdo a The Sun, el hombre se inscribió en un programa del Gobierno para dar albergue a personas afectadas por la guerra, pero no le dio resultados, por lo que recurrió a las redes sociales para ofrecer ayuda. Fue así como conoció a Soffia.

En su travesía de huir de la guerra que azota a su país de origen, la joven salió de la ciudad de Lviv y transitó por Polonia y Alemania. Tras ponerse en contacto con Garnett por Facebook y aceptar la ayuda que ofrecía, la ucraniana esperó en Berlín la tramitación de su visa británica.

Luego, voló a Reino Unido y se mudó al hogar que habitaban el guardia de seguridad y su esposa. De esta manera, Soffia llegó a la casa de la pareja, que vivió un brusco cambio apenas 10 días después: Tony decidió marcharse con la ucraniana.

“Comenzó con un simple deseo mío de hacer lo correcto y poner un techo para alguien necesitado, un hombre o una mujer. Pero fue ella quien llegó a mi vida y eso es algo por lo que siempre estaré agradecido”, dijo Tony.

“Lamentamos el dolor que hemos causado, pero he descubierto una conexión como nunca antes. Estamos planeando el resto de nuestra vida juntos”, agregó el joven.

Soffia, por su parte, reconoció que “tan pronto como lo vi me gustó. Ha sido muy rápido, pero esta es nuestra historia de amor. Sé que la gente pensará mal de mí, pero sucede. Pude ver lo infeliz que estaba Tony”.

Ambos hicieron sus maletas y se mudaron a la casa de los padres de Tony. La nueva pareja ha comenzado a ver propiedades, concentrándose en departamentos en el centro de la ciudad y, de paso, solicitaron una visa permanente para la joven.