Frente Cívico y Social dice discurso de Abinader fue un respiro esperanzador

Designan a Julissa Cruz Abreu como nueva directora ejecutiva del Indotel
agosto 20, 2020
ACD dice ante Código Penal Jesús favorecería vida de niñas y mujeres
agosto 20, 2020
Mostrar todo

Santo Domingo, RD.- Isaías Ramos, presidente del Frente Cívico y Social, expresó que el discurso del presidente fue un bálsamo y un respiro esperanzador para un pueblo que ha sido abatido por el saqueo, la opresión y la violación de sus derechos.

Ramos expresó que el solo hecho de garantizar salud y educación de calidad como derechos absolutos y una independencia judicial es un comienzo hacia una transición restauradora de los derechos ciudadanos y son como un vaso de agua fresca en medio del desierto.

Por otra parte, el Dr. Isaías Ramos consideró que algunos temas de gran relevancia para el desarrollo de la nación como lo es el sector energético, el cual carece eficiencia, competitividad e infraestructura, quedaron relegados a un segundo plano mientras que sectores que actualmente viven un periodo de incertidumbre como el sector turístico están siendo empujados a una expansión cuando en realidad debemos enfocarnos en la sostenibilidad de las infraestructuras que actualmente existen. Ramos acotó que no duda de las buenas intenciones del actual mandatario pero que podría mal dirigir sus esfuerzos a sectores que en este momento viven tiempos inciertos.

Ramos le recordó al presidente que existen sectores como el agropecuario que por décadas han sido olvidados con el cual debería ser más generoso para asegurar mayor productividad y competitividad en los mercados internacionales y tener la seguridad alimentaria del pueblo dominicano cubierta y a la vez propiciar la vuelta al campo de miles de campesinos que abandonaron sus predios en busca de un mejor porvenir y hoy han quedado varados viviendo en guetos sin trabajo, sin oportunidades y en antros de perversión mientras los campos son ocupados por extranjeros que poco a poco van desplazando al criollo socavando la soberanía y nuestra cultura.

También le sugirió apoyar a la incipiente industria del turismo ecológico y al agroturismo para ayudar al campesino a vivir una vida más digna.

Por último, Isaías Ramos le recordó al presidente que los últimos tres presidentes que le precedieron también le prometieron al pueblo al momento de asumir  el gobierno independencia judicial, atacar la corrupción, acabar la impunidad, afrontar la pobreza, buscar la unidad y devolver el poder al pueblo: temas que todavía hoy continúan sin resolver por lo que tenemos fe de que sus palabras no quedaran en el vacío pues el deseo de todo buen dominicano es que las palabras discursivas con las que cautivó a la mayoría del pueblo no queden en simples promesas sino más bien se concreten en acciones para el bienestar de todo un pueblo.