Estados Unidos demanda a Facebook por prácticas anticompetitivas: pide que se desvincule de Instagram y WhatsApp

Milagros Germán da su primera rueda de prensa como vocera del Gobierno
diciembre 9, 2020
Comité Nacional de Facilitación busca RD utilice pasaporte electrónico
diciembre 9, 2020
Mostrar todo

CharlemosRd- La Fiscal General de Nueva York, Letitia James, ha anunciado una demanda antimonopolio contra Facebook. En ella la Federal Trade Commission (FTC) de Estados Unidos y diversos estados de la nación han alegado que Facebook ha dañado a la competencia al comprar empresas como Instagram y WhatsApp para deshacerse de posibles amenazas.


La demanda está especialmente enfocada en la adquisición de Instagram. Con esta compra Facebook tenía el objetivo específico de deshacerse de un posible competidor futuro y ganar presencia en móvil. Es justamente lo que desvelaron correos internos de la compañíahace unos meses y que han salido a la luz precisamente a raíz de esta investigación.

Facebook compró Instagram en 2012 por mil millones de dólares, una cifra irrisoria a día de hoy si tenemos en cuenta cuánto ha crecido en usuarios y valor. Según la fiscal, «Facebook utilizó grandes cantidades de dinero para adquirir rivales potenciales antes de que pudieran amenazar el dominio de la empresa».

Independencia para Instagram y WhatsApp

Entre las cosas que pide ahora la FTC es que el tribunal deshaga las adquisiciones de Instagram y WhatsApp. Es decir, pide que sean empresas independientes. Por otra parte, también se busca que se prohiba a Facebook imponer condiciones anticompetitivas a los desarrolladores de software de terceros. Facebook puede recurrir a esta demanda en las próximas semanas.

Cómo va a hacer Estados Unidos esto es algo que aún no está del todo claro, lo que sí que está claro es que buscan eliminar cualquier rastro de posible práctica anticompetitiva. Según indican, «cualquier esfuerzo para sofocar la competencia, dañar a las pequeñas empresas, reducir la innovación y la creatividad, reducir las protecciones de la privacidad, se cumplirá con toda la fuerza de nuestras oficinas».

Otro aspecto relevante tiene que ver con la dirección que han seguido Instagram y WhatsApp desde que fueron adquiridas.

Según la justicia estadounidense, aprovecharon para utilizar los recursos de estas dos apps para beneficiarse ellos mismos perjudicando a los consumidores y dañando a la competencia. Por ejemplo, el hecho de que se usaran los datos de WhatsApp para cruzarlos con los de Facebook. Prácticas que han provocado que tanto los fundadores de Instagram como los de WhatsApp hayan abandonado Facebook y discrepen abiertamente de lo que se está haciendo con las apps.


Las investigaciones a Facebook comenzaron en julio de 2019 de forma oficial. Sin embargo, las miradas se dirigieron hacia Facebook años atrás, desde 2017 con el caso de Cambridge Analytica y otras violaciones de la privacidad de los usuarios. Por el caso de Cambridge Analytica ya pagó un total de 5.000 millones de dólares el año pasado.


Actualmente Estados Unidos también mira con lupa a Apple, Google y Amazon por posibles prácticas anticompetitivas. En una serie de comparecencias de los cuatro grandes ante el Congreso de Estados Unidos este pasado mes de julio salieron interesantes declaraciones. Quieren un mundo mejor, pero uno que no afecte a su negocio. Google ya recibió una demanda recientemente por razones similares.