El presidente Luis Abinader dice que toma hasta ocho tazas de café diarias

Muere hombre herido por su vecino tras discusión por una gallina
abril 12, 2022
Gringos afirman corrupción es grave en República Dominicana
abril 14, 2022
Mostrar todo

Santo Domingo RD.- El presidente Luis Abinader en una actividad celebrada este lunes en el Palacio Nacional al conmemorarse el Día Nacional del Café, expresó que se todos los días se toma de siete a ocho taza de café.

Indicó que le encanta tanto el café que se come la semilla natural y que es un gran antioxidante. Además especificó que se lo toma sin azúcar y que lo mantiene muy activo.

El mandatario dijo que han implementado varios proyectos en diferentes puntos del país para la producción del café. También la preparación de técnicos, asistencia de productores y todo lo que conlleva a un buen plan.

Señalo que hasta la fecha han sembrado unos 20 millones de plantas, para renovación y fomento con variedades descendente. En la actividad aprovecho el momento para anunciar que hay una deuda de 397 millones de pesos con el Banco Francés y con la administración de Banco Agrícola.

Informó que dio instrucciones al administrador del Banco Agrícola de la República Dominicana, Fernando Duran, para exonerar esa deuda. Al finalizar el acto Abinader pidió que le presenten un plan para aumentar la capacidad de los viveros para el Gobierno poder repoblar el país como lo fue antes.

¿Qué beneficios tiene tomar café?
La cafeína actúa sobre el sistema nervioso y provoca que se perciba el cansancio más tarde y, por tanto, aumente el rendimiento. Además, entre los beneficios del café también está el hecho que ayuda a estar alerta y más concentrados, dos factores que también son importantes para los deportistas.
Combate el deterioro cognitivo
Además de poner nuestro cerebro en marcha, el café también ayuda a prevenir enfermedades neurodegenerativas. Ciertos estudios han demostrado que las personas que consumen café regularmente tienen un 60% menos de posibilidades de padecer enfermedades como el Alzheimer y el párkinson.

Mejora el rendimiento físico
La cafeína también aumenta los niveles de adrenalina de nuestro cuerpo. Esta sustancia prepara al organismo para asumir un esfuerzo físico, por eso muchos atletas consumen café de forma regular. El café mejora el rendimiento y disminuye la sensación de fatiga provocada por el esfuerzo de una actividad de alto impacto.

Tiene cualidades nutritivas
Está demostrado que el café es una gran fuente de antioxidantes (una de las principales fuentes de antioxidantes en occidente según el CSIC). Además, aunque el café se consume sobre todo en forma de infusión aporta grandes nutrientes al organismo: vitamina B5, magnesio, vitamina B12, potasio…
Es bueno para el hígado

Según un reciente estudio de la Universidad de Southampton tomar 1 taza de café diaria reduce en un 25% el riesgo de cirrosis. Si el consumo se aumenta a 4 tazas de café al día las probabilidades de padecer esta enfermedad se reduce hasta en un 65%.

Es un efectivo quemagrasas: La cafeína tiene el honor de ser una de las pocas sustancias naturales que ayudan a nuestro cuerpo a quemar grasa. Algunos estudios indican que acelera el metabolismo, lo que puede derivar en una pérdida de peso si se acompaña el consumo regular de café con una dieta equilibrada.

Reduce el riesgo de padecer cáncer de colon o mama
Varios estudios indican que el consumo de cafeína reduce el riesgo de sufrir cáncer de colon o cáncer de mama. Además, un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber (EEUU) ha concluido que el consumo de más de 4 tazas de café al día reduce el riesgo de reaparición en pacientes de cáncer de colon.

Es una aliado contra la depresión
El café es de gran ayuda para las personas que tienen tendencias depresivas. Se ha demostrado que la cafeína bloquea a las moléculas responsables del estrés y se ha observado que previene que dicho estrés derive en una depresión.

La cafeína no es mala para el corazón, es más, se ha llegado a la conclusión de que reduce el riesgo de sufrir un infarto. El café reduce el calcio en las arterias coronarias minimizando las posibilidades de que se produzca un infarto de miocardio.