Donald Trump y Joe Biden mantienen diferencias mínimas en los estados decisivos E
noviembre 5, 2020
El camino a los 270 votos del Colegio Electoral: así podría convertirse en presidente Joe Biden
noviembre 5, 2020
Mostrar todo

Washington
El candidato presidencial demócrata Joe Biden ro­zó ayer miércoles la vic­toria en las elecciones de EE.UU., mientras que su ri­val, el mandatario Donald Trump, desafió el escruti­nio en tres estados clave a medida que se reducían sus opciones de reelección.

Luego, la campaña de re­elección del presidente Trump desafió el escrutinio en un cuarto estado clave, el de Georgia, al pedir que se localicen e invaliden po­sibles votos emitidos fuera de plazo.

Georgia es el tercer esta­do clave -junto a Pensilva­nia y Michigan- en el que la campaña de Trump ha pre­sentado una demanda pa­ra cuestionar algún aspec­to del escrutinio, mientras que en otro territorio, Wis­consin, el equipo del man­datario ha pedido un re­cuento de todos los votos.

Robo

“No permitiremos que fun­cionarios electorales de­mócratas le roben estas elecciones al presidente Trump con papeletas emi­tidas de forma tardía e ile­gales”, dijo en un comuni­cado el “número dos” de la campaña de reelección del presidente, Justin Clark.

La demanda, presentada ante el condado de Cha­tham, donde se encuentra la ciudad de Savannah y que es de tendencia demó­crata, alega que “un obser­vador republicano observó cómo se añadieron ilegal­mente 53 papeletas emiti­das tarde a un montón de papeletas emitidas a tiempo por correo” en ese condado, explicó Clark.

Michigan y Wisconsin

Al anotarse los estados cla­ve de Michigan y Wiscon­sin, según las proyecciones de los principales medios de comunicación, Biden su­mó 264 delegados en el Co­legio Electoral y quedó a un paso de lograr los 270 com­promisarios que dan las lla­ves de la Casa Blanca, fren­te a los 214 que acumulaba Trump.

En tanto, el candidato demócrata compareció en la tarde ante los medios en Wilmington (Delaware) para intentar proyectar confianza en el escrutinio y optimismo sobre su posible victoria, mientras el país se­guía en vilo por lo ajustado de los resultados.

“Una vez finalizado el conteo, seremos ganado­res”, pronosticó el exvice­presidente, acompañado por su compañera de fór­mula, la candidata a la Vice­presidencia Kamala Harris. “Nadie nos va a quitar nues­tra democracia, ni ahora ni nunca”, añadió Biden, que ha denunciado los intentos de Trump de autoprocla­marse ganador de las elec­ciones sin tener resultados definitivos.

Biden celebró el haberse convertido en el candidato presidencial más votado de la historia del país, al reunir más de 70 millones de votos de los casi 160 millones que se emitieron en estas elec­ciones, caracterizadas por la mayor participación en 120 años, desde 1900.

Su campaña se mostró muy optimista desde prime­ra hora de la mañana, cuan­do su jefa de campaña, Jen O’Malley Dillon, aseguró que veía “un camino claro hacia la victoria”.

Con más del 86 % escru­tado en todos ellos, Biden está en cabeza solo en Ne­vada -que otorga 6 votos electorales, justo los que necesita para llegar a 270-, mientras que Trump le ade­lanta por estrechos márge­nes en los otros tres.

En Pensilvania, la ma­yoría de los votos que que­dan por contabilizar son por correo, que generalmente tienden a ir a parar a los de­mócratas, lo que podría re­cortar la ventaja de más de 260.000 votos que Trump sacaba a Biden la tarde del miércoles.

Consciente de que su camino hacia un segun­do mandato se estrecha­ba, Trump se proclamó ayer miércoles ganador en Pensil­vania, Georgia, Carolina del Norte y Michigan, algo que es falso porque no hay resul­tados definitivos ni proyec­ciones que corroboren ese extremo.

Al contrario que su rival, Trump no compareció en público a lo largo de la jorna­da, y dejó los comentarios en manos de su campaña, que se mostró confiada en poder proyectar una victoria del mandatario este viernes.

Es entonces cuando el equipo de Trump confía en que termine el escrutinio en Arizona, un estado que las proyecciones de muchos me­dios de comunicación ya han atribuido a Biden pero que el mandatario insiste en que está en juego.

DETALLES
Minorías.

Un grupo de organiza­ciones resaltó ayer la al­ta participación de las minoritarias en las elec­ciones, que en el caso de la latina logró la cuota inédita de más de 15 mi­llones de votantes.

Sondeo.

La mayoría de los vo­tantes dijo que Joe Bi­den sería más capaz de manejar la pandemia de coronavirus, pero que Donald Trump superaba a Biden sobre quién se­ría más capaz de recons­truir una economía afec­tada por la pérdida de 11 millones de empleos.