Dominicana es voluntaria en ensayos de vacuna contra el COVID-19 de Moderna

Ito Bisonó dice que combustibles suben por impacto de vacunación contra COVID-19
diciembre 19, 2020
Comisión Permanente de Efemérides Patrias conmemora el 55 Aniversario de la Batalla del Hotel Matum
diciembre 20, 2020
Mostrar todo

CharlemosRd- La joven Fabiola Cabrera Mañán una dominicana de 30 años residente en el estado de la Florida, contó experiencia como voluntaria en los ensayos clínicos de la vacuna de Moderna, recomendada para su uso por la FDA el pasado jueves.

Narro que la angustia, el pánico y la ansiedad fueron los causantes de que se inscribiera en dicha investigación, en la que será voluntaria por los próximos dos años.


“Estoy Feliz, bendecida, y agradecida. Ya no vivo con la ansiedad que vivía antes, he sido parte de algo importante. Deseo y tengo la esperanza de que todo el mundo tenga la confianza de ponerse la vacuna”, expresó la dominicana.
Dice que durante la pandemia vivió muchos momentos de incertidumbre, donde se sentía desesperada por el miedo a contagiarse y llevarlo a su familia.


Dice que tomó la mejor decisión que pudo haber tomado porque “si no la mataba la vacuna, la mataba el pánico”. Contó que decidió comenzar a investigar los lugares donde se estaban haciendo los ensayos hasta que dio con uno cerca de su estado y se puso en contacto con el centro.


“Nunca tuve miedo por lo que pudiera pasar, me sentía alegre de poder pertenecer a este ensayo. Estaba ansiosa que llegara el día de mi cita, pero mis familiares, y mi esposo me decían que estaba loca, que no sabía que me estaban poniendo y que ya iba a ser rata de laboratorio. Yo les decía que desde pequeña siempre me pusieron vacuna y yo nunca supe qué en realidad me pusieron”, dijo Cabrera.

Cuenta que con la primera dosis que le suministraron sufrió dolores de cabeza, fatiga, nausea, escalofríos, y dolor muscular, que con la segunda tuvo la misma sintomatología y también escalofríos.


Asegura que estos efectos no interfirieron con sus actividades cotidianas.Es la primera vez que se presta a hacer voluntaria y expresa que mientras le inyectaban solo pensaba “ojalá si sea la vacuna y no el placebo”.


La primera cita fue telefónica, donde le realizaron varias preguntas. Luego de esto tuvo que asistir varias veces al hospital, y lo narró para Diario Libre USA de la siguiente forma:
A Fabiola le dijeron que podía seguir con su vida cotidiana, y que si surgían efectos secundarios, los cuales experimentó, podía tomar ibuprofeno o acetaminofén y dejarles saber.
“Confío en la vacuna tanto como en la ciencia. Vivimos en un mundo el cual está bastante avanzado. Creo que, de no ser eficaz, no estaríamos viendo el gran porcentaje de efectividad que vemos en muchos voluntarios hoy día”, dijo la dominicana a Diario Libre USA.


A las personas que tienen miedo de ponerse la vacuna ella les dice: “les pido que por favor crean tanto en la vacuna del COVID como creen en la de hepatitis o cualquier otra. A esas personas que toman medicinas, drogas, cigarros electrónicos o bebidas alcohólicas, les digo que, si todas esas cosas que consumen no los han matado, esta vacuna no lo hará. ¡Crean en la ciencia!”.


Fabiola nació y se crió en el sector de Villa Consuelo en Santo Domingo, y a la edad de nueve años se mudó junto a sus padres a los Estados Unidos. Es hija de dos doctores y asegura que gracias a ellos cree en la ciencia y por quienes tuvo la endereza para tomar decisión de ser parte de este ensayo.

“A este país le tengo el mismo amor y gratitud que le tengo a República Dominicana, ya que me ha abierto muchas puertas y oportunidades de las cuales estoy inmensamente agradecida”, dijo Cabrera.