Muere Alejandro Grullón, fundador del Banco Popular
diciembre 15, 2020
Gobierno prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a partir de las 6:00
diciembre 15, 2020
Mostrar todo

CharlemosRd- Más de 100 mujeres dominicanas estarían prácticamente secuestradas en la ciudad de Dubái, uno de los siete componentes del Emirato Arabe, a donde fueron llevadas contratadas como estilistas, para trabajar en salones de belleza y centros de masaje.

Informes obtenidos por periodistas de este medio en el Aeropuerto de Las Américas indican que las dominicanas, son jóvenes en edades entre los 22 y 28 años, que fueron contratadas por una red que integrarían dominicanos y árabes dueños de negocios que funcionan en diversos lugares de Dubái.


De acuerdo a varias fuentes confiables, la red mafiosa se encarga de buscar el visado y compra los pasajes de ida y vuelta a Dubai a las dominicanas y que una vez llegan allí, las despojan de sus documentos y le cancelan el pasaje de regreso a República Dominicana.


Una de la fuente sostuvo que los lugares donde las dominicanas se encuentran, viven en condiciones infrahumanas en pequeñas habitaciones, con poca ventilación, y que cuatro y cinco de ellas, tienen que compartir un mismo baño, sin las más mínimas condiciones de higiene.
Los informantes revelaron que muchas de ella han contraído enfermedades que se agudizan por la falta de atención médica y medicinas.


La mafia de árabes y dominicanos, además de incautarle los pasaportes, también se quedan con el dinero que ellas producen alegando que lo está depositando en una entidad bancaria para cuando regresen a su país.

Los traficantes motivan a las mujeres cubriéndolo todos los gastos del viaje, incluyendo visado, boletos aéreos y hasta dinero prestado para dejar a sus familiares en el país.


Se dijo que muchas de las jóvenes que se encuentran prácticamente secuestras en Dubái, fueron reclutadas en salones de bellezas, y centros de masajes de barrios en varias provincias de República Dominicana.


De acuerdo a una de las fuentes que ofreció la información a El Nacional, muchas de las mujeres han logrado contactar a familiares en el país.


Se dijo que aunque no tienen acceso a teléfonos han podido enviar mensajes a través de terceros que visitan los lugares donde ellas están.


En uno de esos mensajes dicen que tienen que esconder las propinas que reciben de los clientes para poder subsistir porque hasta eso los proxenetas les quitan.


En otro mensaje narran cuando llegan a Dubai son distribuidas en varios negocios y que a veces se encuentran con otras dominicanas que llevan años allá sin poder regresar a República Dominicana.


“Este es un infierno del que nosotros hemos tratado de salir, pero no hay forma porque nos tienen secuestrados los documentos y nos incautan el dinero que conseguimos”, expresa uno de los mensajes.


Este es el modo de operación de las bandas que trafican con personas y que en la mayoría de los casos llevan mujeres a Europa y Medio Oriente para dedicarlas a la prostitución, bajo prácticas engañosas.

Hace dos semanas las autoridades dominicanas desmantelaron una red de traficantes de mujeres hacia Francia, España, Alemania, Ucrania, Costa Rica y distintas islas del Caribe, cobrando altas sumas de dólares. La trata de personas es una acción criminal y un delito internacional.