Apresan joven que se llevó una menor para su casa en Jarabacoa
abril 21, 2022
Ataque a pedradas a Corredor Charles deja a más 10 de personas heridas
abril 22, 2022
Mostrar todo

Santo Domingo.- El informe de la investigación especial realizada por la Cámara de Cuentas al Cuerpo Especializado de Seguridad Presidencial (Cusep), tras el escándalo conocido como Operación Coral, arrojó irregularidades por más de 6 mil millones de pesos en la institución.

El informe de la Cámara de cuenta reveló 45 irregularidades, entre las que resaltan que la Seguridad Presidencial no contaba con estados financieros ni registros de sus operaciones a través del Sistema Integrado de Administración Financiera del Estado. Tampoco tenía manuales de procedimientos internos.

Según señala el documento de auditoría, el Cusep no poseía un portal institucional, en violación al artículo 1 de la Ley de Libre Acceso a la Información Pública, por lo que no podían publicar los procedimientos de compras y contrataciones.

El personal de la Policía Nacional asignado al Cusep no estaba incluido en la base de datos de dicha institución, y arrojó que algunos realizaban funciones a terceros.

El documento explicó que se realizaron pagos a proveedores de bienes y servicios sin evidenciarse los procedimientos de selección establecidos por la Ley, además de expedientes de compras sin evidencia de certificaciones de pagos de impuestos y a la Tesorería de la Seguridad Social por más de 436 millones de pesos, así como desembolsos sin evidencia de facturas.

El documento reportó que la entidad no suministró las nóminas del período auditado, las cuales ascienden los 870 mil millones de pesos además de que realizó pagos a personal que no labora en la entidad por más de 6.5 millones de pesos, y pagos a personal que labora en otras entidades del Estado por más de un millón de pesos, así como la sustracción de recursos a través de las nóminas de personal por valor de más 36 millones de pesos.

Además señala que el CUSEP realizó pagos a proveedores de bienes y servicios sin evidenciarse los procesos de selección establecidos por la ley por un monto de más 683 mil millones de pesos y desembolsos sin facturas por valor de 60 millones.

El informe presenta que la entidad realizó retención del impuesto sobre la renta a proveedores y no remitió a la Dirección General de Impuestos Internos, por valor de 7.4 millones de pesos.

Se evidenciaron desembolsos por concepto de prendas de vestir, dieta por 16 millones de pesos y pagos de alimentos, alquiler y servicios de inteligencia casi 135 millones de pesos, como también irregularidades en tickets de combustibles por valor de 245 millones, además que no evidencian su distribución, por valor de 204 millones.

La Cámara de Cuentas reportó expedientes incompletos de pago de dietas e incentivos por casi 40 millones de pesos, así como pagos a proveedores con lazos familiares con funcionarios de la entidad, por más de 120 millones de pesos.

La investigación se realizó por el periodo comprendido entre el 16 de agosto de 2012 y el 16 de agosto de 2020.