Demandan a Bulin 47 por 50 millones de pesos, y esta es la razón
julio 17, 2021
Fallece por el virus la cantante Clary Soto
julio 17, 2021
Mostrar todo

En verano es importante dar una atención especial a tus tatuajes si no quieres que pierdan intensidad o que se afecte tu piel. Hoy, en el Día Mundial del Tatuaje, te decimos cómo hacerlo

El verano está aquí, lo que significa que es el tiempo perfecto para lucir tus tatuajes. Los días de extremo calor motivan a visitar con más frecuencia la playa o la piscina para darte un chapuzón o simplemente tomar el sol, dejando al descubierto el arte que adorna tu cuerpo. Pero ¿sabías que en esta época tus tatuajes requieren una atención especial?
No se trata de que no debas cuidarlos durante las demás estaciones del año, pero considerando que República Dominicana es un país tropical en el que el verano es más intenso que en otros lugares del mundo, es importante protegerlos del sol y sus daños. Así lo explica Luis Chacón, artista propietario de @tainostattoo, al tiempo que agrega que la radiación solar es capaz de afectar cualquier tatuaje, por más pequeño que sea, ya que cuando se quema la piel, esta se muda de forma automática para que salga una nueva, proceso que hace que la tinta vaya perdiendo intensidad.

Además de evitar exponerte a la radiación ultravioleta sin protección, desde el centro @lucky7tattoord recomiendan implementar las siguientes prácticas para proteger tus tatuajes en verano: lavar la zona tres veces al día con jabón de cuaba, aplicar crema de vitamina A&D o crema sin olor después de lavarte, al igual que asegurarte de mantener siempre hidratada la piel para que el diseño siga impecable durante muchos años. Si se trata de un tatuaje reciente, se agregan otros cuidados como evitar playas, piscinas y ríos al menos los primeros 15 días y no exponer el área intervenida al sol directo la primera semana.

Como los tatuajes son una leve mutilación autoprovocada, la dermatóloga Fabrina Feliz aconseja no optar por uno durante esta temporada, pues aumentan los riesgos de otras lesiones provocadas por la radiación ultravioleta. “Con altas temperaturas y la sobreexposición a los rayos UV la calidad de la piel se altera, afectando la hidratación y la elasticidad”, explica, mientras hace énfasis en que un tatuaje recién hecho, expuesto al sol y temperaturas elevadas hace que la cicatrización se dificulte.

Esa es una idea con la que concuerda Chacón, aunque entiende que, siempre y cuando se tomen las medidas de lugar, no se corre ningún riesgo al tatuarse en verano. “El sol afecta demasiado el curado, pero si la persona evita tomarlo en exceso, el cloro de las piscinas y el salitre de la playa por al menos los primeros 10 días, no habrá problema”, asegura.

En caso de que no tengas tatuajes, pero estés considerando hacerte uno, lo primero que debes hacer es seleccionar al experto en el área al que recurrirás. Esta elección no debe tomarse a la ligera, pues de una buena práctica dependerá la correcta cicatrización. “Un tatuaje debe ser realizado por un profesional, que sea certificado y que cumpla con las medidas de esterilización requeridas para la realización de este tipo de arte”, manifiesta Feliz.


En ese sentido, Chacón sugiere tener claro lo que se quiere plasmar en la piel y escoger un ‘tattoo artist’ que se especialice en ese tipo de diseño. “En estudios como Taínos Tattoo nos hemos encargado de tener artistas para cubrir la diversidad de estilos, dígase realismo, vieja escuela o minimalista, porque cada uno tiene sus técnicas”, dice. También recomienda cerciorarse de que el artista utilice productos de calidad, pues eso influirá, en gran medida, en que el resultado sea el deseado.


De no seguir las recomendaciones de cuidado, la especialista dice que pueden producirse trastornos de cicatrización, como queloides. Además, agrega que realizarse tatuajes en lugares no apropiados podría traer como consecuencia infecciones como hepatitis B o C. Ante cualquier proceso inflamatorio, sensación de ardor, picazón, la profesional de la salud exhorta acudir de inmediato a un dermatólogo certificado, al igual que en los casos en los que la persona no esté conforme con el tatuaje y decida removerlo.