Anthony Davis espera reivindicarse en cuarto partido de la final ante el Heat

Ministro de Trabajo sobre sueldo 13: Si se aplica como se encuentra establecido en el Código de Trabajo se afectaría a los trabajadores
octubre 6, 2020
Trump anuncia su intención de participar en debate electoral el 15 de octubre
octubre 6, 2020
Mostrar todo

CharlemosRd- Deportes. Anthony Davis tuvo en el tercer partido de las Finales ante Miami una de las peores noches de su carrera. Al acabar el primer cuarto su hoja estadística reflejaba cero puntos y cuatro pérdidas. Al acabar, y acompañado en todo momento por problemas de faltas personales, la situación no cambió demasiado para quedarse en 15 puntos y 5 rebotes; es decir, 18 puntos y 6 rebotes menos de los que había promediado en los dos primeros encuentros.

Los malos números que firmó no se pueden borrar. “La Ceja” entiende que su rendimiento estuvo por debajo de lo esperado y sabe que en las circunstancias actuales –encerrado en la burbuja– no puede hacer otra cosa que asimilarlo. “Sé que siempre es beneficioso salir y olvidarte de ello, pero estando aquí no puedes hacer más que aceptarlo. Directamente no puedes huir de ello”, comenta en relación a estar en un espacio cerrado sin poder salir.


La derrota llegó en un escenario improbable, uno en el que los Heat no contaban por segunda noche consecutiva con Bam Adebayo y Goran Dragic. Más allá de esas bajas, a Davis le molesta especialmente el sentir que si hubiese estado a su nivel habitual la historia habría sido diferente. “Apesta porque sabes que si juegas bien y cumples con tu trabajo, es posible que hubieses podido ganar el partido”.

En cualquier caso la situación de Lakers está lejos de ser preocupante. En los presentes playoffs han perdido un partido en cada una de las eliminatorias disputadas, y en todas ellas ganaron los restantes encuentros tras producirse tal derrota mientras Davis promediaba 33 puntos. El jugador interior angelino está deseando que pasen las horas para saltar de nuevo a la cancha y demostrar de lo que es capaz. “Lo esperas con ansia. Quieres salir a la pista y jugar bien. Quieres salir y ayudar a tu equipo a ganar”.