Abinader: El contagio del Covid ha bajado a un 14 %, y solo el 17 % de las camas están ocupadas
septiembre 24, 2020
Boca Chica full de bañistas este Día de las Mercedes
septiembre 24, 2020
Mostrar todo

Colombia.- Otra historia penosa de una joven que recibió un disparo en el rostro, perdiendo la vida justo en mismo el día de su cumpleaños número 15.
La occisa fue identificada como María Paula Castañeda Callejas, quien había cumplido sus 15 años el pasado 14 de septiembre, pero por la pandemia.

Esta no había podido celebrar nada, para hacer que su hermana tuviera una celebración, su hermano decidió llevarla a una fiesta para celebrar su cumpleaños.


La fiesta se llevó a cabo en el barrio Nueva Castilla en Colombia, en donde un desconocido abordó a la agasajada y le disparó en el rostro a la cumpleañera, dejándola tirada en el suelo. La joven fue socorrida y llevada a la Unidad de Salud de Ibagué, pero lamentablemente llegó sin vida.


Por el momento no hay sospechosos ni nadie detenido, mientras las autoridades investigan este incidente.

Pero según declaraciones de los vecinos, minutos antes de la fiesta la joven tuvo una discusión con una mujer, otros dicen que podría tratarse de una bala perdida. La policía trabaja con ambas hipótesis.


Su hermano dijo que todo sucedió en cuestión de segundos y que no tiene idea de dónde pudo provenir el disparo.

Ademas dijo que debido a la precaria situación que vive su familia están pidiendo ayuda para costear los gastos del sepelio.


Hasta el momento, las autoridades judiciales y de la Policía Nacional manejan dos hipótesis: que el asesinato fue consecuencia de un crimen pasional o que la menor fue una víctima en medio de un ajuste de cuentas.
“Solo escuchamos tiros, no sabemos quién le disparó ni por qué lo hizo”, precisó el hermano de María Paula, quien además contó que debido a la precaria condición de su familia ahora están buscando ayuda para poder correr con los gastos del sepelio, los cuales rondan los dos millones de pesos (USD 521).

Por su parte, vecinos de la zona afirmaron que, minutos antes de escucharse el disparo mortal, la joven tuvo un altercado con una invitada de la fiesta, aunque otras personas en el barrio aseguraron que podría tratarse de una bala perdida «que terminó con la vida de una niña inocente».

De acuerdo con declaraciones entregadas a El Tiempo, el hermano de la víctima sostuvo que “todo sucedió en cuestión de segundos”, y que no tienen claro de donde provino el disparo que terminó con la vida de la joven, quien cursaba el bachillerato en la Institución Educativa Ciudad Arkalá.