A un año, Leonel Fernández recuerda “el fraude de las primarias del PLD”

Presidente Abinader inaugura instalación en Zona Franca que generará 2,000 empleos
octubre 6, 2020
Pepca y Dirección de Persecución requieren comparecencia Temístocles Montás y otros dirigentes
octubre 6, 2020
Mostrar todo

SANTO DOMINGO.- El exmandatario de la República Dominicana y actual presidente del partido Fuerza del Pueblo (FP), Leonel Fernández, recordó este martes lo que llamó como el fraude de las primarias del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), que justo cumple un año.


En su acostumbrado artículo semanal en el periódico Listín Diario, bajo el título “el fraude de las primarias del PLD: Un año después”, Fernández hace un recuento de todo lo ocurrido en ese proceso, donde el candidato que Gonzalo Castillo, quien contaba con el apoyo del presidente de entonces, Danilo Medina, logró obtener la victoria.

Fernández sostiene que  los autores de dicha acción, “con­trario a sus previsiones, se encuentran en la actuali­dad, no solo desalojados del poder, sino desconcertados y estupefactos ante la mag­nitud de la catástrofe elec­toral del pasado 5 de julio, que los ha sumido en una inenarrable situación de bancarrota política y moral”.


El también presidente de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) manifestó que “todo empezó a fraguar­se a partir del 2015, luego del acuerdo suscrito por el Comité Político del partido morado, que permitió la re­forma a la Constitución de la República, haciendo po­sible la reelección del en­tonces presidente de la Re­pública para un segundo mandato consecutivo”.

Agrega que “a pesar de ese acuerdo, la cúpula palaciega, actuando desde la sombra, no descar­taba un tercer periodo pre­sidencial consecutivo. Pa­ra esos fines, se trabajaba de manera sigilosa. Se desauto­rizaba cualquier voz que se levantase en esa dirección”.


Continúa expresando que “el intento de reforma a la Constitución de la República naufragó. Los seis precandi­datos promovidos por el jefe del Estado fueron elimina­dos. Una séptima figura, in­esperada, emergió como el candidato oficial para el 6 de octubre”.

Fernández sustenta su tesis tras señalar que “al imponer la cúpula palacie­ga el método de elecciones primarias, el próximo paso era determinar el padrón que habría de ser utilizado. Eso se abordó directamente con la Junta Central Electoral. Pa­ra sus integrantes, especial­mente para su presidente, el padrón a utilizarse era el pa­drón universal del órgano electoral”.


“Manifestamos nuestra oposición a ese criterio. Es evidente que si todos los partidos hubiesen adopta­do el sistema de las prima­rias abiertas, el padrón a em­plearse no podía ser otro que el de la Junta Central Electo­ral. Pero si solo un partido op­taba por las primarias abier­tas, como fue el caso el PLD, el padrón ya no podría ser el de la JCE. Tenía que ser el padrón del PLD, más todas aquellas personas que no es­tuviesen afiliadas a ningún otro partido”, agrega el exmandatario.

Argumenta que “el problema empezó a suscitarse cuando la JCE, ac­tuando en forma contraria a sus propias disposiciones, no realizó la auditoría técnica al software que se utilizaría en las elecciones primarias. Eso así, a pesar de que, en diver­sas ocasiones, en forma escri­ta, nuestro equipo le solicitó su realización. Resultaba per­tinente llevar a cabo la referi­da auditoría, dado que dicho software, el cual fue elabo­rado por la Dirección de In­formática del órgano electo­ral, no había sido sometido a controles de calidad y nunca había sido puesto en práctica”.

Recuerda que “para dotar de mayor legi­timidad al proceso electoral interno, solicitamos a la Jun­ta que los votos físicos fuesen contados en su totalidad, a los fines de establecer su co­incidencia con los resultados de la votación electrónica”.